8/06/2016  Düsseldorf / Alemania

Fomentando una cadena de valor de aceite de palma sustentable

El Programa de Agricultores en Honduras alcanzó 17.500 pequeños propietarios y trabajadores

Métodos de agricultura sostenible, producción eficiente y altos estándares en salud y seguridad ocupacional son criterios importantes que las plantaciones sostenibles de aceite de palma necesitan cumplir. Desde 2013, Henkel y la organización internacional de desarrollo Solidaridad han estado apoyando a 17.500 pequeños agricultores y trabajadores en Honduras con un programa de entrenamiento de tres años para cumplir con los criterios para la certificación. Para octubre de 2015, los agricultores y empresas que participan en el proyecto produjeron un total de 500.000 toneladas de aceite de palma y aceite de semilla de palma, y sus rendimientos aumentaron en más del 25 por ciento.

Formación directa y apoyo a pequeños productores

El objetivo del programa llevado a cabo por Solidaridad en cooperación con los partners WWF, Proforest y SNV fue el de mejorar la vida de los trabajadores, los agricultores y sus familias, construyendo una cadena de suministro de aceite de palma sostenible, tanto para que el aceite de palma y el aceite de semilla de palma puedan ser certificados de acuerdo con los criterios de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO). Los pequeños productores incluidos en el programa recibieron formación directa y apoyo en mejores prácticas culturales, mejora de la gestión agrícola, temas de salud y seguridad, así como la gestión del impacto ambiental y social. El proyecto se extiende en una superficie de 100.000 hectáreas y apoyó la introducción de prácticas sostenibles en el 80 por ciento de las tierras de cultivo de aceite de palma de Honduras. Es uno de los primeros proyectos que cubre tan alto porcentaje de la zona de producción del aceite de palma en un país.

Incrementando la oferta de aceite sostenible

Henkel fue el primer fabricante de bienes de consumo en unirse y apoyar el programa de pequeños agricultores iniciado por ocho empresas hondureñas y Solidaridad, el coordinador principal del proyecto. "Queremos aumentar el suministro de aceite sostenible disponible en el mercado equivalente a nuestra demanda hacia el año 2020. Para lograr este objetivo, nos centramos en el apoyo a los pequeños agricultores en los países productores de palma. Al completar con éxito el programa de pequeños productores en Honduras, ya habremos hecho progresos sustanciales para cumplir esta aspiración", dice Kathrin Menges, Vicepresidente Ejecutiva de Recursos Humanos y Presidente del Consejo de Sostenibilidad de Henkel. "Además de aumentar el volumen de aceite de palma producido por plantaciones gestionadas de manera sostenible, los proyectos de pequeña escala de este tipo son también una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los agricultores y sus familias, aumentar la productividad de sus plantaciones y, por lo tanto, producir más aceite de palma sin necesidad de conversión de nuevas tierras".

"Estamos encantados con el apoyo que Henkel ha dado a este programa. El proyecto ha permitido a Solidaridad y sus partners trabajar con diez molinos de aceite de palma en Honduras y sus pequeños proveedores a mejorar sus prácticas y sentar las bases para su certificación RSPO. Henkel entiende que la única manera de crear una cadena de suministro verdaderamente sostenible es cuando las empresas apoyan las mejoras en el suelo y ayudan a incluir pequeños productores y trabajadores en este proceso", manifiesta Michaelyn Baur, Director Regional de América Central, México y el Caribe en Solidaridad.

Impulsando el progreso físico en la cadena de valor de aceite de palma y de semilla de palma

Henkel ha participado activamente en la RSPO desde 2003 y se convirtió en un miembro oficial en 2008. La compañía quiere promover prácticas agrícolas sostenibles, mejorar las condiciones de vida de las personas que intervienen en la cadena de suministro de aceite de palma, y está comprometida lograr cero deforestación neta para el año 2020. Esto significa que la palma y aceite de palmiste que Henkel utiliza no deben contribuir a la deforestación de bosques primarios o secundarios de alto valor ecológico. Mediante la conversión de Balance de Masa de palma y aceite de semilla de palma certificados, la mejora de la trazabilidad, así como el apoyo a las plantaciones y los pequeños propietarios - como el proyecto de Solidaridad en Honduras - Henkel se centra en impulsar el avance físico en la cadena de valor del aceite de palma y de semilla de palma.

Comunicado de Prensa (1,49 MB)