Estrategia

Crear más valor para nuestros clientes y consumidores, para las comunidades en las que operamos y para nuestra empresa, al tiempo que reducimos nuestra huella ambiental. Lograr más con menos, esa es la idea central de nuestra estrategia de sostenibilidad que guía todos nuestros procesos y actividades.

Por mucho tiempo, tanto el crecimiento como el consumo de recursos parecían ir de la mano, era imposible pensar en el uno sin el otro. Mientras la población y los estándares de vida aumentan, sigue creciendo el uso de más y más recursos de nuestro planeta. Con una expectativa de crecimiento poblacional que alcanzará cerca de nueve millones para el 2050, esta tendencia no cambiará en un futuro próximo. El consumo de recursos se acelerará en las próximas décadas, teniendo en cuenta que recursos naturales como los combustibles fósiles o el agua se consumen mucho más rápido de lo que el planeta puede producirlos.

Pese a ser un reto para el futuro, esta situación ofrece un gran potencial: innovar y lograr más con menos será una de las claves para ser sostenibles. Necesitamos soluciones que permitan a las personas tener un buen nivel de vida usando cada vez menos materiales. Esta es la idea central de la Estrategia de Sostenibilidad de Henkel, luchar por encontrar nuevos modos de crecer y mejorar la calidad de vida sin utilizar más recursos. Queremos mejorar nuestros productos y soluciones a través de innovaciones y pensamiento inteligente, crear más valor con un impacto ecológico reducido.

Valor y Definición

Volviéndonos tres veces más eficientes para 2030

Nuestra contribución en seis áreas focales

Concentramos nuestras actividades a lo largo de la cadena de valor en seis áreas focales que reflejan los desafíos de desarrollo sostenible relacionados con nuestras operaciones. Innovar y lograr más con menos serán la clave para lograr un desarrollo sostenible sin afectar la calidad de vida de la gente. Para impulsar el progreso de toda la cadena de valor a través de nuestros productos y tecnologías, nos concentramos en una serie de áreas que resumen los desafíos relacionados con nuestras operaciones. Hemos subdividido estas áreas focales en dos dimensiones: “mayor valor” y “huella reducida”. Con el objetivo de establecer exitosamente nuestra estrategia y de alcanzar nuestras metas, ambas dimensiones deben estar presentes en la mente y las acciones diarias de nuestros colaboradores, asimismo, se deben reflejar en los procesos de nuestro negocio.

Nuestras metas a mediano plazo para el 2020 (año base: 2010)

El objetivo de estas metas intermedias es que para finales del 2020, mejoremos la relación entre el valor que creamos y nuestra huella ambiental en un 75% (en relación al año base 2010).

Generar mayor valor

con una huella reducida

* Excluyendo productos adhesivos donde el residuo pueda afectar la reciclabilidad o contaminar los flujos de reciclaje.

Lo que queremos lograr para el 2030

Para alcanzar nuestro objetivo de ser tres veces más eficientes en el año 2030, tendremos que mejorar nuestra eficiencia de un 5% a un 6% en promedio cada año. Logramos las metas que nos propusimos del 2011 al 2015, mejorando la relación entre el valor que creamos y nuestra huella ambiental en un 38% y obtuvimos un incremento en la eficiencia del 43% para el 2018. 
En el camino hacia el logro de nuestra meta a largo plazo denominada de triplicar el valor que creamos en relación con la huella de nuestras operaciones, productos y servicios, también queremos mejorar nuestro desempeño en estas áreas durante los próximos años. Para lograrlo hemos definido nuevas metas a mediano plazo:

Lo que hemos logrado

En 2018, logramos un progreso significativo con respecto a las metas provisionales para el 2020 (año base 2010):